Prólogo al lector

H

abrá notado quien a este lugar suela acercarse perdóneseme el estilo, acabo de releer el Quijote que puede no venirle muy al caso el lema que lo encabeza: De la paternidad y otras efervescencias. Y digo esto por un motivo que sin duda debió de dejar confundido al lector, y el tal motivo es que para nada se haya dejado en los anales manzalveños constancia y memoria del nacimiento de Adriano, del que cualquier buen entendimiento habría esperado por lo menos un capítulo enteramente dedicado. Y como no lo hayas visto, lector decepcionado, sin duda habrás pensado que, con esta omisión, Duarte haya preferido indeterminar el día, el mes, el año y el siglo que lo vieron nacer por darle un caráter mítico y legendario, como tampoco se supo de muchos otros que gozaron de gran nombre y fama por todo lo descubierto del orbe.

Pues has de saber, si esto piensas, que te equivocas de punto a punto, y que es enorme la decepción que tengo de que no figure este felicísimo caso en algún tomo de la Historia de Manzalvos. Y sabe también que el motivo no es otro que el hallarme, para esta tarea, completamente desasistido por las palabras, y que ninguna me ha parecido que pueda contener, juntada con otras, cuanto vi allí en aquel momento. Y que lo que allí presencié no fue un hecho, sino dos, de los cuales, el uno es ver nacer y el otro ver parir, que no son la misma cosa. Y digo que, para trasladallos que puedas leellos, no tengo talento, y pido disculpas. Sólo puedo decirte, lector amado, que nada se olvida y que prometo darte contento si algún día tuviere la elocuencia necesaria. Aunque, a lo peor, se hiciere como dice el refrán, ¿No quieres caldo? ¡Toma tres tazas!, y pudiera ser que, lejos de alegrarte y satisfacerte, te aburriera y te diera a entender que no sé escribir de otra cosa. Y dígolo así porque V está embarazada de catorce semanas, y lo que venga mide ya casi ocho centímetros y goza de buena salud, que ayer lo vimos en la ecografía. ¡Sí!

13 comentarios sobre “Prólogo al lector

  1. Divino el escrito. Su Dulcinea del Toboso merece esto de usted y màs. Se acerca el Dìa de San Valentìn, que debìa ser cada uno de los 365.
    Tomé prestado un poco de luz de su poesìa estelar.

  2. Bendita Zenia:
    Este vuestro vasallo os agradece infinito las palabras que de vuestra dulce boca, como canto de ángeles, llegan a estos oídos indignos de vuestro merecimiento.

  3. Congrats! Ojala q salga con el ingenio del padre y de la madre y que Adriano no le coja pelusa, que para eso los niños son muy suyos. Saludos mil y mucha suerte.

  4. Eso son paternidades efervescentes y lo demás tonterías. Di que si, que no hay nada mas triste que no tener hermanitos. Yo también tuve dos muy seguiditas y ha sido estupendo para ambas, y no digamos para los padres. Enhorabuena, por lo tanto, para los tres.
    Y la distinción entre nacer y parir me parece fundamental, si señor, que cada cosa es algo diferente aunque sea simúltaneo. Son dos trabajos conjuntos que, si salen bien, son una bendición. Que esta bendición se os repita cuantas veces querais.

  5. Apenas anunciado el feliz evento del embarazo, pude felicitar a V y a vuestra merded, mas ahora que ocasión se me presenta, aprovecho para ello.

  6. Pingback: checker hjd783ch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s