De las matemáticas y otras efervescencias (II)

Yo solía contestar así:

Y así:

 

Y también así:

 

Y así, si no había más remedio:

2 comentarios sobre “De las matemáticas y otras efervescencias (II)

  1. Al revés, lo que hay que tener es mucho sentido del humor para leérselas.

    Una perla de mi propia antología:
    “¿POR QUÉ LE PONEMOS SIGNO AL INFINITO?
    Porque puede ser + infinito o – infinito (un ejemplo irreal: no es lo mismo tener infinitas pesetas que – infinitas pesetas)”

    Efectivamente, no es lo mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s