Photoshop del tiempo perdido

La Vida se aparece como un sueño
en nuestra infancia… Luego despertamos
a verla, y caminamos
el encanto buscándole risueño
que primero soñamos;
… y, como no lo hallamos,
buscándolo seguimos,
hasta que para siempre nos dormimos.

Manuel Machado, Ars moriendi.  

Estimados señores:

El motivo de la presente es informarles de los fatales acontecimientos producidos durante el día de ayer, algunos de los cuales considero gravemente equivocados y completamente perjudiciales para mi persona o lo que quede de ella. Paso, a continuación, a relatarle brevemente dichos acontecimientos:

  1. A las 8:34:27 a.m. de ayer, jueves 14 de junio de 2007, sentí un desmayo consciente, entre agradable y misterioso, es decir, seductor, que me obligó a interrumpir mi paseo matinal y a sentarme bajo un roble que en el camino había.
  2. A las 8:36:12 a.m. noté cómo ese desmayo era más intenso y cómo mi consciencia era cada vez más clarividente. Cuanto menos sentía el cuerpo, mayor era la lucidez de mis pensamientos.
  3. A las 8:37:01 a.m., en virtud de la Orden Ministerial 115/33, pude ver mi vida pasar como en diapositivas.
  4. A las 8:37:02, cumpliendo mi obligación, fallecí, me salí del cuerpo yacente y fui hacia la luz.
  5. En estos momentos, celebrado ya mi juicio,  me encuentro a la espera de que se dicte sentencia sobre mi vida, sentado en la orilla de un lago.

Sobre los puntos 1, 2, 4 y 5 no tengo nada que objetar, pues en ningún momento hubo sufrimiento alguno y todo se desarrolló según nos habían enseñado durante las clases de preparación para el tránsito, el año pasado. Sin embargo, pongo en su conocimiento que el punto 3 —que con tanto mimo y dedicación he venido preparando durante todos estos años— ha resultado estar equivocado. Con el debido respeto, quisiera aclarar lo siguiente:

a)      Lo de enseñarle el culo al director del cole fue en el mes de mayo, no en el de enero, con el frío que hace.

b)      Me muestran ustedes el recuerdo de aquello que hice como si fuese algo bello y han omitido todo el capítulo del cura sobre la masturbación, el pecado y el Infierno.

c)      No estábamos comentando ningún libro de Antonio Gala cuando nos conocimos, sino ¡a Salinas!, La voz a ti debida,

Porque si tú me llamas
«¡si me llamaras, sí, si me llamaras!»
será desde un milagro,
incógnito, sin verlo.
Nunca desde los labios que te beso,
nunca
desde la voz que dice: «No te vayas».

Por tanto, considerando que se ha producido por parte de la Administración un error que me afecta gravemente y que no puedo solucionar por mis propios medios, solicito de ustedes que me sea devuelta la vida a las 8:34:27 a.m. del día 14 de junio de 2007 y que todo el proceso de tránsito vuelva a comenzar, subsanándose los errores relativos al punto 3 de dicho proceso.

Atentamente,

D. M.

Esta entrada fue publicada en Ilusiones. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Photoshop del tiempo perdido

  1. Cigarra dijo:

    Si es que para recordar las cosas como es debido lo que hay que hacer es mojar una magdalena, como sabe todo el mundo… o si se quiere en versión castiza, un churro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s