C

umples la semana que viene treinta y seis años. Treinta y seis, y tal vez te encuentres, como Dante, nel mezzo del cammin di nostra vita, y buscas el lasciate ogni speranza, voi ch’intrate entre los carteles publicitarios y los neones, entre las caderas tatuadas, en las páginas de los periódicos, en los televisores del metro y en el cuadro que devuelve el espejo del ascensor. Te gustaría parar un momento, ¿verdad?, para entenderlo. Todo te ha pillado por sorpresa, como quien dice. Te gustaría saber quién eres tú, más allá de los nombres y de los hombres, conocer lo que está en lo hondo, donde tú ya no eres Duarte ni eres E ni eres nadie; donde ocurrieron y ocurren y ocurrirán las cosas todas a la vez sin tiempo que lo impida; donde no tienes sexo ni lenguaje ni voz. Donde no hay posesiones, donde otros no llegan, donde sólo estás tú, tan bien acompañado de tu propia ausencia. Te gustaría parar un momento, ¿verdad?, para entenderlo. Pero no se puede parar. Nadie puede pararlo. Por eso lo escribes. Así comprenderás. Treinta y seis años. Los más mayores te dirán ¡un crío!, pero sabes que ellos también lo llevan en el pecho y les duele lo mismo. Eso no te consuela. Lo mejor es celebrarlo. ¡Y qué mejor regalo…!

6 comentarios en “Cuando me paro a contemplar mi estado

  1. Yo cumplo 36 años en noviembre y todavía no tengo hijos.
    No se si será la edad o una crisis o qué, pero estoy para la mierda aunque en mi blog no lo parezca.
    Será que los 36 años generan angustias o seré yo que no sé qué hacer???

  2. Pues es curioso que siempre tendemos a reflexionar sobre la cifra y nocifra cuando llega esta fecha del año… Lo que hacemos, lo que nohacemos y por supuesto todo lo que podríamos hacer… Es la desgracia o bondad del género! Felicidades Duarte!!! (y q disfrutes de las vacaciones!)

    Un saludo!

  3. Pos ni te cuento cuando lo próximo que va a caer son 20 mas. Menuda pedrada. Pero en esos 20 años que te llevo me he convencido de que lo malo es no contarlo, y cuantos mas caen, mas lo celebro. Como dijo una vez un sabio: “Esta vida es un fandango, y el que no lo baila, un tonto”.
    Muchas felicidades, y alégrate, que la vida sigue llena de descubrimientos después de doblar la esquina de los 50 (¡esos si que impresionan, oiga!)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s