El jardín de las delicias

Maduró la manzana

y nos la comimos.

Fuimos de madrugada

por un camino.

En el vaho del cristal

escribimos

 No molestar

3 comentarios

  1. Qué delicia, sí!

  2. Anikin

    Por desgracia el cristal en el que pone no molestar suele estar entre las personas y no ante ellas. Muchas felicidades por si no recibiste mi email. Un abrazo.

  3. ¡Hola, Raquel! Sí, sobre todo si la comida fue copiosa…

    ¡Anikin! No he recibido ningún correo tuyo, así que me lo puedes (re)enviar: duarte_manzalvos@yahoo.es
    Los cristales son frágiles…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s