Cotidie morimur

La belleza de los actos cotidianos. Tus patadas para echarme de la cama. Buscar a tientas calzoncillos, calcetines, cal y arena. Enjabonarme con caricias esponjosas, espumosas, especiales, a las seis de la mañana. El café, las monedas, su tabaco, gracias, muchas gracias. Perjudica gravemente la salud. Ir a trabajar cuando es de noche. Madrid contaminando su horizonte. Decirle a los chavales Buenos días, chavalotes. Hola, profe; ¿nos cambias el examen? Si os quitáis el chándal algún día y los anillos y ese oro. Tu sonrisa cuando sabes la respuesta. Que no me traigan hechos los deberes. Que deseen la hora del recreo. Que no sepan que la espero más que ellos. Que se acerque el momento de salir. El atasco de narices, de pelotas, de automóviles. Que me pites si circulo despacito. ¡Que te den por donde amargan los pepinos! Que no haya aparcamiento o que llegue la factura de la luz o la fractura del dentista. Que mi niño no quiera merendar, que mi niña se duerma entre mis sueños. Que me hayas esperado todo el día. Y que lloren por la noche, y otra noche y otra noche y otra noche sin dormir. La belleza de los actos cotidianos. Tus patadas para echarme de la cama. Saber que hablo conmigo, saber que me hablo a mí.

9 comentarios

  1. Dios, eres supermán. Yo sólo hago la mitad.
    Me encanta el texto.

  2. qué bonito, niño. Pero ¡qué bonito!

  3. V

    Sí, eres, como dice Laura SUPERMAN: tres trabajos, baño de Adriano,sueño de Adriano, sueño de Guiomar y además te quedan neuronas para escribir estas genialidades. A ver si se parecen a ti (en eso).

  4. No sé.
    No sé si me gusta más el texto, o me inquieta más ese “en eso” vigilado por paréntesis de V.

  5. Anikin

    Bueno, vale, cada día morimos, pero cada día nacemos también. Como dijo Milan Kundera lo que para nosotros es el innato sentido de que vamos a dormir para despertar al día siguiente para los perros es la incertidumbre y la alegría de comenzar un nuevo día. Porque de cada veinte cosas cotidianas te suelen saltar otras tantas improvistas, ¡y cómo hacen de bonita la vida esas improvistas!

  6. Podrías seguir hablando mucho más. Me gusta todo lo que dices.

  7. A mí me gusta cuando está ausente porque está como que se calla un poco… jajajja

  8. MR

    ay duarte, qué bonito!
    ensalazas el alma, a pesar de los actos cotidianos que parecen (in)vivibles…
    qué linda es la vida,
    pero COÑO!!!
    ODIO LOS ATASCOS DE LA A6 por la mañana!!!

    saludos duarte!

    mr

  9. Eres un poeta como la copa de un pino. Voy a mirar los atascos con otros ojos, a ver si les encuentro la belleza de los actos cotidianos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s