Matices

Lo de Emilio Gutiérrez, quien, en compañía de su maza, se pasó por una herriko taberna, es un buen ejemplo de las diferencias entre los conceptos de “tomarse uno la justicia por su mano” y de “venganza”. El primero es anacrónico, innecesario y reprobable: somos civilizados. El segundo nos es consustancial.