Del estrés

La presentadora de televisión dijo ayer ―o antiyer (un antiyer soltero ser solía / y hoy, casado, un sinfín de navidades)― que «un blog que no se actualiza al menos cada semana no sirve de nada y, claro, una se tira toda la semana pensando: sobre qué escribiré». No, mejor vayan puntos suspensivos…

Y vaya este post para que después no digan… (¿Cómo se traducirá al inglés esta oración?).

―¿Cuál?

―«Y vaya este post para que después no digan».

―Pues será «And go this post for after they not say». Que a lo mejor la presentadora tiene razón, digo yo.

―Sí, y tú también.