Pocos son los recuerdos que tengo de hasta la edad de cuatro años. Un burro enorme de color rojo, una olla llena de albóndigas, una manta de cuadros verdes y negros, una pesadilla inexplicable, algún olor, poco más, no lo recuerdo.

Uno sabe que de estos cuatro primeros años —dos en el caso de ella— apenas se acordarán más adelante, quizás instantáneas desenfocadas difíciles de fechar, quizás irreconocibles. Y sin embargo…

En mi memoria adulta, donde no hay ya lugar para el olvido, guardo emocionado sus cosas, los mejores momentos de mi vida.

3 comentarios en “Memoria histórica

  1. ¡Epa!
    Bueno, el cumpleaños es el día 19; lo que pasa es que llevo yo tanto tiempo pensando esto que incluso me parece que voy con retraso.

    ¡Marta! Son dos preciosidades mimosas, peleonas y vocingleras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s