Las consideraciones puramente nacionales conducen a las naciones a su perdición.
Me gustaría que una nación fuese muda en cuanto a su gloria y sus ventajas, y que no hablase nunca de sí misma.
Me gustaría que una nación tuviese la política de su porvenir y no la de su pasado.
Europa está poblada de arcos de triunfo simultáneos cuya suma es nula.
Pero la suma de los monumentos a los muertos no lo es.
(1927)

Paul Valéry, Cuadernos (1894-1945)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s