Balconing

Mi padre, muerto, yace en un cementerio al que no puedo ir a poner flores: no comprendo el volar de los aviones ni hay motivos de duelo suficientes. Subido a Google Maps sobrevuelo un cementerio americano. Las lápidas, dispuestas en hileras —¿cuál será?—, ocupan la pantalla y rezo. Espero un poco, minimizo, salgo… ¿Qué miras? Nada, un camino cortado.

Quizás un padre o una madre en cualquier sitio de este mundo sientan la necesidad de ver en el último momento a su hijo, que saltó, y se sienten en Youtube, y “click”. Y echen las horas y el resto de sus vidas. Cien mil reproducciones. Como ellos, sé que estas cosas a nadie más importan. Todo es divertimento. Incluso esto que escribo podría no ser cierto…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s