Tengo una amiga en Facebook que no conozco de nada. Desde que nos hicimos amigos, lo único que hacemos es darnos toques. Tuya-mía, tuya-mía, a cualquier hora que mire está su toque y yo se lo devuelvo. Nos vamos haciendo compañía.

Llevamos así tres años. Nunca nos hemos dicho nada, ni siquiera un ‘hola’. ¿Para qué hablarnos y romper una relación tan bonita basada en el silencio y en la confianza?

6 comentarios en “Tiquitaca

  1. Yo tuve a un señor enfundado en pijama de franela azul, que me escribía cada mañana.
    Lo dejamos.
    Se acabó el tiempo y los toques no nos llevaban a ninguna parte.🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s