Los torpes no perdemos la calma ante las catástrofes. Con tranquilidad observamos cómo cae del armario de la cocina un vaso de plástico que golpea en su camino un plato, que también cae, que se rompre en el fregadero y salpica la encimera. Todo lo más, intentamos pararlo con la mano, pero nos encontramos en mitad del camino con una botella de aceite que, del manotazo, cae al suelo y lo engrasa todo.

Con tranquilidad, repito, los torpes nos vamos al balcón a fumar un cigarrillo mientras esperamos, mirando a la Luna, a que las cosas terminen de caer en la cocina.

Un comentario en “Los torpes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s