La única imagen que me dejó el olvido

© Andrea Magin

Aprenderé a cantar,
a cultivar rosales
y a recortar las hiedras de los muros.
Creo que cuidaré los nidos del alero,
juntaré violetas escondidas en las piedras
y encontraré la hoja más hermosa caída del  árbol de mi calle.
Renaceré en el vuelo y en la nube de agosto,
me compraré un sombrero,
envolveré regalos.
Y seré otra vez, desde el principio,
la única imagen que me dejó el olvido.
(Teresa Martín Taffarel, Del tiempo y las sombras. Candaya, 2009).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s