Notas rápidas sobre mi existencia en este siglo.

Comprended que no quiera vivir ni aquí ni ahora.
Mi mundo se acabó hace ya algunos años,
y vivo más por obligación
—criar una familia, pagar una hipoteca—
que por las ganas de seguir
hacia adelante.
¡Fue todo tan bonito a pesar del dolor!

Este mundo que piso,
en el que nada es verdad y a casi nadie importa
que todo sea mentira;
este mundo, profecía cumplida,
no es ya el mío ni me deja recuerdos.

Permitid que lo habite como un fantasma habita
las ruinas de una casa en la que fue feliz.
Dejadme vivir en los escombros.
No necesito más.
Quedaos con el resto, con el hoy y el mañana,
todo para vosotros,
metedlo donde os quepa,
dadle «like» y «me gusta»,
podéis ponerlo en Facebook,
haced lo que sepáis.

¡Dejadme!
Yo seré silencioso, no os meteré miedo, no asustaré a los niños
—¿queda algún pacifista, algún hippie hoy en día?—
Soy un fantasma bueno, un espíritu antiguo
ya para los modernos habitantes de ahora,
jóvenes de este siglo que empieza, que aborrezco.

(Sierra de Madrid, 24 de noviembre de 2019)

5 respuestas a “Notas rápidas sobre mi existencia en este siglo.”

  1. Me ha gustado tu entrada…pero amigo he intuido algo de entrega en ti. Y eso no debe suceder jamas…en nosotros; a pesar de esta sociedad displicente y nada comprometida. Debes reinventarse ya que tenemos aquellos que pasamos ya algunos años, esa mente fértil de aquellos tiempos de “paz y amor” que aun perduran. Un cordial saludo.

    1. Cada vez noto más insalvable la brecha generacional. Hablo con gente que está en la treintena y parece que vengamos de planetas distintos. No sé si siempre ha sido así, no sé si siempre ha sido tan grande la diferencia.
      Muchas gracias por tu comentario.

      1. Mira amigo; de los baby bommers (mi generación) pasamos según los entendidos en la sociología y tecnología a las generaciones X, Y y Z….y cada día se profundiza la despersonalización del ser humano. Por ello, es que lo que escribimos (en mi caso, humilde autodidacta que escribe desde esa adolescencia acompañada con la música de fondo de Los Beatles o de los locales Almendra, Sui Generis,…) nos acerca a aquello humano inalterable y que les sugerimos a nuestros hijos. El contacto con el otro, el disfrute de estar bien con el otro jugando con la naturaleza y sin una moneda, el abrazo compartido, el amor puesto en todo lo que damos y recibimos….por ello duartemanzalvos (si no te molesta, desearía conocer tu nombre) deja ir aquello que no comprendes…acéptalo y piensa en que vida quieres disfrutar. Así de sencillo. Ni tu ni nadie puede frenar una sociedad que se mete como el avestruz en el hoyo, para no ver como se des materializa. Un cordial saludo..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: