Temazo

Casi me pilla mi jefa bailando el What Does It Take To Win Your Love de Johnny Bristol.

Y después, el de Junior Walker.

Bailando

Ni la Blue Note ni Elenco ni Prestige ni Motown ni Verve ni nada de eso. Lo que Adriano baila con verdadero gusto (poniendo sus manitas en la cintura y moviendo la cadera de un lado a otro, con esa sonrisa y esa mirada que me derriten entero) es esto que le cantamos:

Estaba el señor Don Gato
sentadito en su tejado
marramiau, miau, miau,
sentadito en su tejado.

Ha recibido una carta
por si quiere ser casado,
marramiau, miau, miau, miau,
por si quiere ser casado.

Con una gatita blanca
sobrina de un gato pardo,
marramiau, miau, miau, miau,
sobrina de un gato pardo.

El gato por ir a verla
se ha caído del tejado,
marramiau, miau, miau, miau,
se ha caído del tejado.

Se ha roto siete costillas
el espinazo y el rabo,
marramiau, miau, miau, miau,
el espinazo y el rabo.

Ya lo llevan a enterrar
por la calle del pescado,
marramiau, miau, miau, miau,
por la calle del pescado.

Al olor de las sardinas
el gato ha resucitado,
marramiau, miau, miau, miau,
el gato ha resucitado.

Por eso dice la gente
siete vidas tiene un gato,
marramiau, miau, miau, miau,
siete vidas tiene un gato.

Él se lo pasa fenomenalmente. Nosotros, mejor.