Notas rápidas sobre mi existencia en este siglo.

Comprended que no quiera vivir ni aquí ni ahora.
Mi mundo se acabó hace ya algunos años,
y vivo más por obligación
—criar una familia, pagar una hipoteca—
que por las ganas de seguir
hacia adelante.
¡Fue todo tan bonito a pesar del dolor!

Este mundo que piso,
en el que nada es verdad y a casi nadie importa
que todo sea mentira;
este mundo, profecía cumplida,
no es ya el mío ni me deja recuerdos.

Permitid que lo habite como un fantasma habita
las ruinas de una casa en la que fue feliz.
Dejadme vivir en los escombros.
No necesito más.
Quedaos con el resto, con el hoy y el mañana,
todo para vosotros,
metedlo donde os quepa,
dadle «like» y «me gusta»,
podéis ponerlo en Facebook,
haced lo que sepáis.

¡Dejadme!
Yo seré silencioso, no os meteré miedo, no asustaré a los niños
—¿queda algún pacifista, algún hippie hoy en día?—
Soy un fantasma bueno, un espíritu antiguo
ya para los modernos habitantes de ahora,
jóvenes de este siglo que empieza, que aborrezco.

(Sierra de Madrid, 24 de noviembre de 2019)

Como quien tiene sed hacia la fuente

«La luz en ti» (2012)
Texto y voz: Duarte Manzalvos.
Música: ‘Bésame mucho’, interpretada por Grant Green en The Latin Bit (Blue Note, 1962).
Fotografía: Joanne Leah.

La luz en ti
Duermes sobre la cama blanca,
angelical, dulce, rendida.
Un rayo de la tarde atraviesa las cortinas
y se posa en tu hombro
y te acaricia
y pasea en tu brazo
y juega con tus dedos
y da un salto
y vuela hasta tu frente
y recorre tu mejilla
e ilumina tu cara.

Y luego sigue por tu cuello
con ansias de llegar hasta tu pecho,
como quien tiene sed hacia la fuente.

Entonces, tú respiras y te tensas,
y sintiendo cerca la corriente
corriendo vuelve el rayo a re-
correrte.

No hagas ruido

© Jacques Olivar

Suena el móvil.

—¡Mi marido!
¡Cállate, no hagas ruido!
¡No estoy en casa!
¿Qué digo…?

Suena el móvil.

—¿Sí, cariño…?

DM

Entrar por la penumbra de tu falda

© Mario De Biasi

Quitarte los zapatos y las medias.
Los dedos de tus pies
y tus tobillos. Y mi lengua
y tus piernas depiladas…
Y tus rodillas.
Y subir por tus muslos de gallina
y entrar por la penumbra de tu falda.
Y tú:
No, no llevo bragas.

DM

Pasando

© Alfred Cheney Johnston

Los días, el tiempo, la vida, todo va pasando, pasando,
pasando, pasando, pasando, pasando, pasando,
pasando, pasando, pasando, pasando,
pasando, pasando, pasando,
pasando, pasando,
pasando.
No eres tú quien se irá.
Eres tú quien se queda,
quien se va quedando, quedando, quedando…